Todo sobre los cristales UV, polarizados y espejados

Cristales polarizados o espejados

Para mantener una buena salud visual debemos cuidar nuestros ojos y parpados de la luz directa del sol, con estas medidas evitaremos padecer cáncer de párpado, contorno de ojos u otras patologías como daños en retina, quemaduras (fotoqueratitis) o cararatas.

¿Cómo sabemos si nuestras lentes tienen protección UV?

La mayor garantía que responde esta pregunta, es acudir a nuestro óptico optometrista para tener la certeza real de que el producto que compramos es de calidad y se ajusta a la normativa europea, por lo que nunca debemos comprar gafas pregraduadas en mercadillos o tiendas de gafas de dudosa relación con el mundo de la optometría.

La garantía del óptico es garantizar la salud visual, ganar un cliente que cada año haga revisiones, sin embargo el comercial no importa la fidelización del cliente, por lo que acá encontramos la gran diferencia entre ambos, un profesional de la salud visual frente a un comercial y donde otra gran realidad se junta, que al final terminaremos en la consulta del óptico si las gafas que nos recomendaron pues no cumplieron su función, crasso error.

¿Diferencia entre cristales polarizados y espejados?

Los cristales polarizados eliminan los destellos y los cristales espejados protegen del exceso de luminosidad.

Los cristales espejados se crearon en la década de los 40 como un complemento “divertido” el cual nos daba la oportunidad de ver sin ser visto, pero no fue hasta llegada la década de los 70 cuando se empezaron a apreciar las características técnicas aplicadas al mundo deportivo.

Los cristales polarizados fueron creados en 1928 por el estadounidense Edwin Land, el invento no se puso en práctica hasta años despues durante la segunda guerra mundial creando gafas aviadores para así protegerlos del sol durante sus complejas maniobras.

Su funcionamiento le hace bloquear los rayos oblícuos y permite el paso de los rayos verticales útiles para la visión de forma que filtrará los rayos reflejados en el agua, asfalto, pintura de coches, nieve incluso arena.

Los cristales polarizados están especialmente recomendados para la conducción, deportes de riesgo sobre agua, asfalto, nieve o arena.