Omega 3 para combatir el ojo seco

ojo-seco

Cerca de 340 millones de personas sufren las incomodidades del ojo seco a diario ya sea por largas horas de conducción nocturna, largas sesiones de lectura, uso de ordenador o televisión, el abuso de concentración visual suele ser un claro indicio a sufrir ojo seco.

Los síntomas del ojo seco son claros, sensación de raspadura, aspereza como si tuviéramos tierra dentro de el ojo acompañado de picazón o ardor que pueden dar lugar a cierto enrojecimiento dolor inclusive puede podría llegar sufrir episodios de visión borrosa. Por supuesto nunca debemos frotarnos los ojos con o sin ojo seco ya que podríamos ocasionar daños en caso de tener cualquier elemento extraño en el interior, valga una simple lagaña seca.

¿Qué causa el ojo seco?

Pueden influir varios factores, disminución de producción de lágrimas, evaporación de la lagrima es mayor o la composición de la lagrima es desequilibrada.

Causantes:

  • Ciertos medicamentos como antihistamínicos, descongestionantes, antidepresivos, píldoras anticonceptivas, terapia de reemplazo hormonal, medicamentos para la ansiedad, enfermedad de Parkinson o presión arterial alta están relacionados con el ojo seco.
  • El avance de la edad de forma más frecuente a partir de los 50 años.
  • Enfermedades como la rosácea o la blefaritis.
  • Trastornos autoinmunes como artritis reumatoide y otros trastornos como diabetes, tiroides o deficiencia de vitamina A…
  • Las mujeres suelen ser más propensas a desarrollar ojo seco debido a sus cambios hormonales.
  • Ambientes ventosos, con humo o extremadamente secos aumentan la evaporación de las lágrimas.
  • Alergias estacionales pueden contribuir al ojo seco.
  • Exceso de uso de pantallas, móviles, ordenador, tv…
  • Cirugía láser de ojo puede causar síntomas de ojo seco.

Si ya hemos pasado por la consulta de nuestro óptico optometrista de confianza podemos reforzar nuestra dieta con productos ricos en Omega-3 para combatir el ojo seco.

Un aporte o suplemento adicional oral de ácidos grasos omega-3 mejora la composición de ácidos grasos de las secreciones de las glándulas meibomiama, aumentando el nivel de ácidos grasos insaturados consiguiendo una solución más estable y duradera a temperatura ambiente logrando reducir la evaporación de la película lagrimal por lo tanto mejora los síntomas de ojo seco.

La forma más saludable de consumir omega 3 de forma natural sería a través de pescados azules de poca edad y tamaño para evitar los terrible contaminación de nuestros mares, por lo tanto podemos valernos de la anchoa, caballa, sardina, jurelo y otros pescados jóvenes…

En caso de preferir su consumo en capsulas lo más recomendado sería algún tipo de suplemento basado en aceite de pescado concentrado.

Fuente: Mikel García Iturrioz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *