Actividades de aventura en auge

La práctica de actividades al aire libre se ha disparado este verano más de un 300% en España, la búsqueda de espacios abiertos tras el duro confinamiento es el destino más deseado hoy día. Ya sea en albergues locales en pequeños pueblos o en camping el turismo rural se frota las manos en estos difíciles momentos. Entre las actividades más demandadas están montar a caballo, senderismo, rafting, buceo, saltar en paracaídas, vela, kayaks y quizás la última moda son las tablas de paddle surf donde disfrutar solo en pareja mientras hacemos deporte.

Debemos ser precavidos antes de lanzarnos a la naturaleza a explorar sin llevar un guía o conocer bien la ruta a seguir, una buena planificación es garantía de diversión, de lo contrario podemos sufrir todo tipo de percances y terminar siendo rescatado con el consiguiente coste del rescate, que puede llegar a ascender hasta los 8000 euros en caso de necesitar un helicóptero para un traslado hospitalario, sean prudentes.

Y es que esta crisis ha hecho reinventar las vacaciones de la gran mayoría para cambiar destinos en el extranjero por destinos dentro de interior en zonas poco pobladas donde poder relajarse del constante uso de la mascarilla.